domingo, 1 de noviembre de 2009

Era 1923 y los alemanes usaban el reverso de los billetes de un millón de marcos como bloc de notas.