jueves, 19 de noviembre de 2009

"Sin apenas haber dormido demasiado paseo bajo los castaños con un espejismo por sol de frente. Toda la música en la cabeza, un purasangre en el cuerpo, toda la vida mezclada con la sensación del día después. Más que un buen momento el placer de saber que no importa todo lo que venga. Uno se muere lentamente en las calles y a sorbos de mediodía, sabiendo que dentro lleva un oleaje con su nombre y el mío."
Cada vez que veo una cabina pienso a quién quiero darle un abrazo. El trabajo vuelve a estar en la esquina y yo que me siento en otra onda paso por delante con los discos bajo el brazo, feliz y disfrutando en la ausencia de Prenzlauer.


Mein lieber Schatz, bist du aus Spanien?