martes, 17 de marzo de 2009

Bello gigoló

Versión polaca de un clásico de la canción popular austríaca escrita por Julius Brammer, en la cual se criticaba la situación de colapso que se vivía tras la primera guerra mundial a través de la la historia de un hússar que recuerda tiempos pasados mientras sobrevive haciendo de bailarín para entretener a viejas ricas. El tema llegó a ser un éxito mundial fruto de la gran depresión económica del 29 y es larga la lista de intérpretes que la incluirían en sus repertorios: no sólo Dájos Bela, también Bing Crosby en el 31, Louis Armstrong, Art Tatum, Liliane Montevechi, Marlene Dietrich y décadas más tarde la revalorizaría de nuevo un caduco Louis Prima.


Esta canción la cantaban mucho en mi calle durante la última época de la República de Weimar. Prenzlauer era un barrio proletario situado en el centro de la ciudad y a él acudieron en masa muchas de las familias de la alta clase prusiana que habían quedado en una situación de pobreza después de la guerra. El Schoner gigolo era un personaje bastante característico de esa época en la que en cada esquina podía verse a un soldado herido pidiendo limosna.