miércoles, 30 de septiembre de 2009

Odiamos a Brian Molko.
Amamos a Asia Argento.
Todo dicho.