martes, 16 de junio de 2009

La vieja casa de té de Federico el Grande, el rey masón.
Conversando con el fantasma cínico de Voltaire sobre historia.
Su reloj marcaba las 17:14, donde el tiempo se detuvo para los que hablan mi lengua.